Porsche prepara una noche para que oigas en directo por streaming cómo rugen los modelos más espectaculares de su Museo.

Pasar horas y horas en el Museo Porsche de Stuttgart es un espectáculo. Quienes hemos tenido oportunidad de hacerlo hemos sentido que el tiempo allí pasa demasiado rápido, que nada más haber abandonado las instalaciones ya estás deseando volver. Pero es cierto que en la experiencia emocional que supone su visita faltaba que los bólidos ‘despertaran’ y nos ‘hablaran’ con su sonido.

Esta carencia se va a solucionar gracias a una iniciativa del Museo Porsche pensada no para los que acudan al museo, sino para los aficionados de todo el mundo. Lo han llamado Noche de Sonido Digital, y consiste en que varios de los coches más emblemáticos serán puestos en marcha la noche del sábado 18 de septiembre, a partir de las 19h, para que los aficionados puedan escucharlos en directo a través de streaming.

No será una puesta en marcha sin más; pilotos, ex pilotos y embajadores de la marca como Walter Röhlr, Hans-Joachim Stuck, Timo Bernhard y Pascal Wehrlein presentarán los modelos, haciendo una referencia a lo que supusieron o a sus logros deportivos, para después arrancarlos y hacer rugir sus motores casi hasta la zona roja.

La presentación se podrá escuchar a la vez en inglés, francés y alemán. Y aunque no conozcas ninguno de estos tres idiomas, el sonido de los motores se entiende de manera universal…

Achim Stejskal, Director de Patrimonio de la marca alemana y del Museo Porsche, asegura que esta iniciativa se debe a que «nos dimos cuenta de que no éramos los únicos a los que nos faltaba el sonido de los motores. Así que este año, por primera vez, transmitiremos el sonido típico de Porsche como un evento digital en directo para todos los países del mundo». Y a este respecto, Röhlr, bicampeón del mundo de rallyes, señala que «cuando escuché que Porsche preparaba esta noche de sonido, por supuesto que acepté de inmediato»… Y nosotros también aceptaremos el reto y no nos lo perderemos.

 

Artículo publicado aquí